Te habría dado todo

Ti averi dato tutto

De: Nicolas Paolizzi


Sobre la joven literatura italiana

En medio a la “cuarentena” en Italia por causa de la actual pandemia, mi aislamiento y silencio obligado –y pesadísimo- se vio interrumpido por la llegada de la paquetería comercial que lleva hasta las casas los pedidos que realizan a través de sitios de internet. Era el libro que pedí, con el cual entré en contacto precisamente con la forma que la situación actual ha convertido en “la más básica” al menos para las personas de mi edad y las más jóvenes: las redes sociales.


Se trata de Ti avrei dato tutto (Te habría dado todo), el primer “romanzo” (novela) del joven escritor italiano Nicolas Paolizzi, quien con apenas 21 años de edad, se ha colocado de manera notable en el gusto del público de su país sobre todo entre los lectores jóvenes. El joven autor ha logrado importantes índices de ventas con sus, hasta hoy, tres libros publicados (cabe decir que solamente en 2019 su editorial Rizzoli le publicó dos libros: este del que escribo y Cara te…amati! [Querida tú, ¡amate!].)


Les decía que me topé con el autor mientras navegaba por la red para informarme de la situación actual de Italia, precisamente en algunos de los comunicados oficiales de Giuseppe Conte, presidente del consejo de ministros en Italia, al que el joven autor hacia un comentario sobre la plataforma de una red social. Elogiaba su trabajo y la entereza con la que estaba guiando la terrible situación de la pandemia actual que golpea al mundo pero sobre todo a su país. Me llamó poderosamente la atención porque en este tipo de publicaciones no suele haber comentarios afortunados hacia políticos y mandatarios que cargan grandes responsabilidades como la que pesa sobre este personaje en la actualidad. El comentario de Nicolas cerraba: “Lo digo yo; un joven que escribe libros y que se siente orgulloso de ser italiano”.


“Joven que escribe libros”, me dije e inmediatamente me respondí: “habrá que ver qué tan joven y qué libros escribe. Incluso; cuántos”. E inicié una ardua búsqueda a través del mar inmenso de i social (redes sociales).


No seré extenso. Quedé fascinado con los posts brevísimos que encontré en su cuenta de Instagram con frases verdaderamente sentidas y tocantes. De amor, de amistad, de superación, de espiritualidad, esta última entendida en su más amplio concepto: Dios, amor propio, astrología, etc. La mayoría de los posts –advertía el “influencer”- eran de sus publicaciones editoriales, de las cuales, Ti avrei dato tutto me aprisonó en su trama y forma narrativa. Inmediatamente lo compré por internet y en menos de dos días lo tenía ya entre mis manos.


Cabe decir que lo leí en cuestión de días (tres a lo mucho), pues habiendo tanto tiempo en este periodo de confinamiento en casa, que tampoco es determinante ni para la lectura de tantos libros ni mucho menos para devorarlos con placer en breves lapsos de tiempo. Esté me fascinó, lo reconozco.


La historia está escrita en primera persona por su protagonista: Nicole, que presupongo por la cercanía al nombre del autor (Nicolas) que se trata de una especie de autobiografía novelada, ya que la protagonista enfrenta problemas de desórdenes alimenticios y una profunda depresión, una como consecuencia de la otra y las dos como formando un enemigo terrible que lucha incansablemente contra ella. Situación personal que el autor padeció y de la cual ha hablado abiertamente desde el inicio de su carrera y que incluso, en la presentación del libro ofrece con lujo de detalles para contextualizar al lector y en afán de empatizar en el terreno emocional.


El libro viene estructurado en once capítulos que abren, cada uno, con una pequeña frase en cursivas que introduce –más allá de la descripción de cierta situación emocional posible o lograda- al abordaje de las aventuras de cada momento por parte de sus personajes de la historia, los cuales van del amor en tiempos de las redes sociales hasta la terrible realidad de la separación física por motivos de la distancia geográfica.


La narración del autor es sencillísima, accesible a lectores jóvenes y aquellos que van en busca de empatía vivencial con lo que leen. De personas que gusten de ser comprendidas emocionalmente y no sentirse solos en el mundo de sus vivencias juveniles tan poco explicables desde la lógica del saber amar bien.


La línea lógica de las fechas, la secuencia armoniosa de los lugares de Italia. (Los que vivimos en este país nos resulta fascinante acompañar sus frases con imágenes de nuestros recuerdos y fotografías emocionales que conservamos de cada uno de los viajes, paseos y excursiones que hemos realizado)- Las situaciones que se entretejen y se solucionan son ciertamente historias que podrían parecer “de adolescentes” pero cada uno viene aprovechada magistralmente por el autor para dejar una enseñanza simple y profunda.


Siendo el autor un poeta, no deja este elemento de lado. Y aunque sabemos que la poesía sonríe también en una bella prosa y en una historia redactada sabrosamente, el autor incluye poesía como tal. Menciono esto porque, cada capítulo viene concluido con fragmentos poéticos de un poema que se extiende a lo largo de todo el libro y que lleva el título de este: Ti avrei dato tutto. Del poema, me quedo todas sus partes, sus instantes. Cada punto y coma, cada párrafo sin medida exacta, cada expresión llena de sinceridad y perfume a sueño juvenil. Me quedo con todo el poema para mí, pero les dejo solo la frase que me empujó a elegir este libro y compartirlo con ustedes:

“Accanto non è un posto per pochi ma per pochissimi”

(“A mi lado”, no es un lugar para pocos sino para poquísimos)


Excelente opción de lectura si leen italiano, si no, ayúdense de un traductor de esos que hay tantos en internet, incluso, si algo no logran traducir contáctenme, con gusto los ayudo. Pidan ya el libro por internet.


¡Ah! Me fascinó el detalle de los posts escritos de puño y letra del autor al final de capa capitulo.

37 vistas

©2020 PALABROS