top of page

Noche de distinción


(Foto: Twiter. Orquesta Filarmónica del Desierto)

Discurso pronunciado por Fr, Daniel Ramos OFM en la noche del

PANEGÍRICO A SAN FRANCISCO

3 Octubre 2022. Novenario Jubilar en honor a San Francisco de Asís

por los 440 años de presencia franciscana en Saltillo. Saltillo, Coahuila.


Música:

Orquesta Filarmónica del Desierto

Compañía de Ópera de Saltillo

Letras:

Armando Fuentes Aguirre "Catón"

Marielena Arreola Pérez

+ Fr- Jerónimo Verduzco OFM



Hace 440 años, estas tierras desérticas probaron por primera vez el sabor de andar alegre de las sandalias franciscanas. Antes que esta tierra tuviese un nombre, ya el nombre de Cristo se escuchaba y los vientos desérticos portaban de allá a acá otro nombre, aunque más tenue, también muy proclamado: “Francisco”.


Los caminos decorados por las manos del Creador con helechos y cactus desérticos, escucharon la centenaria y fantástica historia del “loco” que sintió hermano a todo o creado: al sol, a la luna, al nublado, al sereno. Al lobo al que, más que domar, lo aleccionó con el poder amoroso de la cruz de Aquel que predicaba. Y entonces, el desierto floreció, -como proclama el Cantar de los cantares- floreció con una primavera que no ha dado paso a inviernos a lo largo de más de cuatro siglos. Una primavera color café, con sabor de fiesta, de perfume de fe. Una primavera franciscana que resplandece más, o así pareciera, en estos días de octubre.


“Es don tuyo que sepamos alabarte” reza solemnemente el prefacio litúrgico para reafirmar la grandeza del Creador y la pequeñez de la criatura, pero en un contexto festivo donde el reconocimiento de esa grandeza, engrandece al que pequeño es.


Esta noche, la última a del itinerario celebrativo de nuestra sentida novena al Seráfico Padre San Francisco, quien además de ser el titular de este nuestro Templo, es también nuestro padre, modelo y fundador. Patriarca de toda una descendencia que lo reconoce -no obstante el paso de ocho siglos- como el punto de inicio de una forma concreta de alabanza al Dios grande; Dios poderoso y misericordioso a la vez. El Dios Todo en la Gloria que, se hace Nada en este mundo. Al que amó en vida hasta configurarse con Él al punto de ostentar –como dice Fr. Jerónimo Verduzco- “los cinco rubís” –las llagas de sangre del Cristo amante- por “decirle siempre ‘Sí’ ” y solo “sí” a la caricia constante sobre él. Por eso, su entrega y amor es grande, y merece ser también reconocida y alabada.


Panegírico quiere decir “discurso de alabanza”. Discurso de reconocimiento a un personaje distinguido, alguien que ha demostrado su grandeza y su distinción. Es una alabanza al ser que ha alcanzado el status de bienaventurado.


Esta noche deseamos que el desierto coahuilense siga hermanándose con el verdor de la Umbría italiana; que se estrechen la mano ignorando la distancia: la distancia del tiempo y la de la geografía. Que se abracen e iluminen como fuego más de 800 años en el mundo y 440 en nuestro Saltillo del abrazo del Pobrecillo de Asís al “lobo del hombre”, que siempre y en todo lugar, y en todo tiempo, necesita ser domado por el amor.


Esta noche queremos exaltar la sencillez del Francisco sencillo y la grandeza del Seráfico padre. Que sea esta noche la que, con el discurso de nuestros corazones frágiles, sea guiada por las sublimes notas de la Gran Orquesta Filarmónica del Desierto de Coahuila, las voces de la Compañía de Ópera de Saltillo, con las palabras poéticas de distinguidos hijos saltillenses. Música y poesía, voces que nacen en ellos como de un venero espontáneo que rompe la tierra para refrescar a la creación, para sanarla y recrearla en belleza y sentido.


Esta noche hagamos nuestros los sentimientos del Poverello; seamos hermanos a pesar de nuestras diferencias, hijos del mismo Padre por encima de nuestros personales criterios y … contempladores de la belleza de cada palabra, cada frase, cada nota musical y cada silencio. Imitémoslo en esa fineza de espíritu que poseía, siempre tendiente a la contemplación de la belleza. Que sea Francisco el sublime cántico que nazca de nosotros para alabar al que es la belleza en plenitud.


Bienvenidos ¡Paz y bien!


Fr. José Daniel Ramos Rocha OFM


(Fotos. Twiter. Orquesta Filarmónica del Desierto. Facebook. Orquesta Filarmónica del Desierto)




87 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page