Morricone; música de todos.


Ennio Morricone, 1928-2020. Músico italiano

Requiem Aeternam



by: María Paola Recchia


Este día, al amanecer, murió Ennio Morricone (1928-2020), el autor de

"notas memorables que permanecerán indelebles en la historia de la música y el cine"

como escribió hoy el presidente del Consejo italiano, Giuseppe Conte, en sus redes sociales.


Se fue asistido por su esposa, a quien le había dedicado el Oscar a la carrera de 2007 y por sus cuatro hijos a quienes siempre refería la inspiración y su genialidad en la música.


Como Italiana me enorgullece presentar –para los que no lo pudieran conocer lo suficiente- a este grande genio de mi país. Diremos que de sus 92 años de vida, dedicó 60 de estos de estos a la actividad musical, elaboró más 500 partituras, programas de radio y televisión; 130 composiciones de "música absoluta", dos magníficos premiso Oscar, docenas de premios internacional. Con sus bandas sonoras ganó tres premios Grammy, cuatro Globos de Oro, seis Bafta, diez David di Donatello, once Cintas de Plata, dos Premios del Cine Europeo, un León de Oro por su trayectoria y un Premio de Música Polar. En 2017 recibió el honor de Caballero de la Gran Cruz de la República Italiana. Fue académico de Santa Cecilia, un conservatorio donde se graduó en trompeta cuando era muy joven.



En suma una carrera musical increíble, un genio del arte sonora desde la segunda mitad del siglo pasado. Lo digo orgullosa: una gloria de Italia y Roma en nuestros tiempos.



Sus muchos admiradores pudieron soñar, amar, rezar con él, basta solo recordar su "Missa papae Francisci" de 2014. A partir de hoy podrá hacer música en el Paraíso, en el que siempre ha creído.



Experto, muy talentoso, prolífico, tuvo una larga vida; una vida que siempre ha llevado de manera confidencial, sin vanagloria. Tantas veces fue captado entrando a la Iglesia y rezando ante el Crucifijo.



Compuso usando todo tipo de música: desde lo sagrado hasta las canciones para Mina, Bautistas, Vianello, desde música pop hasta películas, desde Hollywood hasta Cinecittà, desde la producción clásica hasta la música incidental, hasta canciones populares.


En su larga carrera, Morricone ha producido cientos de canciones que han tenido una influencia extraordinaria en la cultura popular contemporánea. Cosechó una fama inmensa y bien merecida en las bandas sonoras de las películas que desde 1961 pusieron de manifiesto su originalidad. Una frase melódica simple e incisiva, siempre reelaborada por varios instrumentos, una mezcla de música clásica, pop, rock, electrónica. Ha tocado todo tipo de cine: drama, comedia, historia, suspenso, ciencia ficción.

Verdaderamente un músico universal, exponente típico de la historia musical italiana, a quien la cultura le debe mucho.



Se fue sereno y silencioso, como alguien que ha terminado su "misión". Su banda sonora de la película "Mission" de R. Joffè (1987) permanece en nuestra mente y nuestros oidos de manera indeleble.



("È nato", concierto de navidad en la Basilica de San Francisco, en Asís. 2012)


by: Daniel Ramos


Confieso que la primera vez que supe de la existencia del gran Ennio Morricone fue en el 2013, año en el que una de mis cantantes favoritas; Laura Pausini, celebrando sus veinte años de carrera musical, presentaba al mundo un album de tributo (20 The Greast Hits) con sus máximos éxitos de entre los cuales destacaba “La solitudine”-“La soledad”; éxito con el cual en 1994 venciera en el Festival de San Remo y al que se preciaba de haber conseguido que Morricone diera su música para esa nueva versión.


El solo recordar la historia me emociona, pues tal como la narra la cantante italiana, quien conmovida hace algunos años reveló que después de buscarlo, él mismo la buscó a su teléfono móvil y la invitó a su casa en Roma, Invitación que fue tomada inmediatamente con mucha emoción, casi sin poderlo creer.


Describe que estando ya ante él, la cantante originaria de Solarolo (en Emilia Romagna) le pidió alguna colaboración para su proyecto con el que celebraría sus dos décadas de carrera, explicando que de él saliera espontáneo el decir: “pues hagamos música para contribuir a ese proyecto”. Laura ha llegado a afirmar que lo más que pudo imaginar obtener de él fue un escrito o algún “piccolo brano” (un parrafo o pedazo musical pequeño). La historia lleva a la sorpresa cuando narra que fue el mismo Morricone le dijera que


“la solitudine era la sua canzone piu leggendaria, per essere il ponto di partenza suo”

(Que: ‘La soledad” era su canción más legendaria porque con esa había iniciado)


y que sería un gusto musicalizarla como él lo sabía hacer.

Cuando por fin escuchamos la versión, tan conocida por todo el mundo en varios idiomas (Italiano, español, ingles) durante veinte años, cierto que me pareció bastante diferente, era una música totalmente distinta a la melodía oficial. Debo confesar que me costó trabajo tomarle gusto al escucharla; sin coros auxiliares, sin la fuerza del climax que le había sido quitado, lo cual era obviamente para que al escucharla todos nos centráramos, más que en la voz que cantaba la letra conocidísima, en las notas musicales y transformarla en nuestras imaginaciones en una banda sonora donde los personajes podíamos ser nosotros e incluir a quienes quisiéramos. Una especie de cortometraje libre y personal cada vez que escucháramos la canción. ¡Una experiencia bastante única y original!


Un dato más sobre esto: el tour internacional "20 The Greatest Hits" incluía un formato originalísimo para los conciertos por todo el mundo, ya que la banda de la cantante se acoplaba a grupos musicales, conformados de prestigiosas escuelas de música de los países donde se exhibía el tour, lo que hizo que muchos músicos locales tuvieran el privilegio de ejecutar las notas del maestro Morricone, precisamente para la versión de esta canción de la que venimos hablando, que era precisamente con la que cerraba majestuosamente cada concierto, puesto que es la canción del "inicio" de todo su camino musical.


Quise destacar esta experiencia totalmente personal para compartirles una convicción también personal: los genios artísticos son precisamente estos que como Ennio Morricone, no se convierten en éxito solo en sus áreas artísticas con limites bien establecidos, sino que van más allá, traspasan fronteras culturales, estereotipos sociales, fronteras de prejuicios y dogmas geográficos para llegar a las vidas y a las conciencias de tantos que logran tener nuevas experiencias que solo el arte, en este caso la música, logra.


Me gusta recordar que Morricone era un hombre creyente a profundidad, que tenia una fe que lo hacía sentirse siempre orgulloso al punto de afirmar que, como tantas veces lo dijo,:


"Dios me ayuda a componer"

Soy yo, un mexicano que sigue experimentando cosas increíbles a través de la generosidad hecha genialidad de estos dos grandes italianos de la música, precisamente los únicos vencedores del premio grammy de este país. Porque eso merece la generosidad y la genialidad: ser premiada. El máximo galardón escuchar del pueblo aquel eterno ¡Salve artistas!.

Grande Ennio Morricone; música generosa para todos.

¡Hasta el cielo!



("La solitudine", musica Ennio Morricone, 2013. )


(Ennio Morricone y Laura Pausini. únicos italianos ganadores del grammy. / Partitura original de "La solitudine" compuesta por Morricone)

Les compartimos la legendaria pieza musical "Falls" que fue el soundtrack (banda sonora) de la exitosa película "The Mission" en 1986.




#musica #musicaitaliana #film #cine #enniomorricone #laurapausini #italia

©2020 PALABROS